top of page

Market Research Group

Public·9 members

La Edad De La Inocencia


Ted concierta entonces una visita de su padre a la condesa Olenska, que vive sola en París y, ante la perspectiva de volver a ver a su amada, Newland vacila y pide a su hijo entrar él solo en la casa de Olenska. En ese instante se proyectan en la mente de Newland los recuerdos más gratos de los momentos pasados con Olenska 26 años antes, y en su mente, al pasar el velero frente al faro, ella se vuelve y sonríe, pero al abrir los ojos, recuerda que la realidad es distinta y medita que ya es muy tarde para ellos dos. Incapaz, una vez más, de desafiar a una sociedad que ahora es, en apariencia, muy distinta a la de entonces y por miedo a escandalizar a una nueva generación que desconoce este mundo de intrigas de sus padres, Newland rechaza llamar a la puerta de Ellen y se retira caminando lentamente por las calles de París.




La edad de la inocencia



Werner von Koppenfels sospecha que el título también se refiere a la Gilded Age de la opulenta sociedad neoyorquina del siglo XIX, que a su vez rima con jaula dorada, como remanso de supuesta inocencia.


La descripción precisa de las casas y el mobiliario es típica del estilo narrativo de Edith Wharton, que pasó años ocupándose del diseño de interiores y el diseño de jardines, como se puede observar en su obra The Decoration of Houses, publicada en 1897. Los ejemplos incluyen la villa del banquero Beaufort y la biblioteca de Archer en La edad de la inocencia.


En una posada rural, Ellen habla sobre el último año y medio. Critica duramente a la sociedad estadounidense y su forma de vida tradicional. Cuando Newland le pregunta por qué no regresa a Europa, ella responde que es por él. Pero ella solo se quedará en Estados Unidos si Newland se mantiene en su matrimonio.


El banco de Beaufort quiebra y la sociedad de Nueva York lo deja caer. Contra todas las reglas, su esposa lo apoya. Cuando ella le pide ayuda a la Sra. Mingott, ésta sufre un infarto por la emoción. Quiere luego que Ellen vuelva a vivir con ella y la cuide.


La llamada "buena sociedad" pronto le da la espalda, al menos en lo que respecta a la parte femenina. Al principio, Ellen ni siquiera se da cuenta, luego se siente profundamente herida. Ella no quiere ser "diferente" y quiere adaptarse a su nuevo entorno en la medida de lo posible, y está descubriendo gradualmente, sobre todo a través de Archer, valores en Estados Unidos que no llegó a conocer en Europa.


La prometida y luego mujer de Archer fue criada para ser la esposa y madre perfecta desde una edad temprana. Sigue meticulosamente las reglas de la sociedad, siendo siempre la joven superficial y conformista esperada en el medio social que frecuenta. Tiene poco interés en la cultura y parece insípida en la conversación. Le falta imaginación y también le falta confianza en sí misma. Es por eso que ella, alta y delgada como un niño, concede gran importancia a la ropa costosa que le da seguridad. El deporte, en el que May muestra ambición y celebra los éxitos, también juega un papel importante en su vida.


Existe en ella, sin embargo, un lado más profundo, lleno de compasión y generosidad, que ofrece May Archer justo antes de su boda. Se ofrece a romper su compromiso para que pueda casarse con la mujer que realmente desea. Pero cuando descubre que el amor de él pertenece a su prima, e incluso mientras esa relación continúa, May engaña a la sociedad, y a sí misma, haciéndole creer que tienen el matrimonio perfecto. Soporta la adversidad con su típica paciencia estoica. Pero su infelicidad la lleva a otra actitud y su naturaleza manipuladora se activa: para separar a Ellen de Archer, May le dice que está embarazada, aunque en este momento no está segura.


Manson Mingott, nacida como Catherine Spicer en circunstancias modestas, es la matriarca de la poderosa familia Mingott. Ya viuda a la edad de 28 años y muy rica gracias a su herencia, se asegura la posición más alta en la familia, también debido a su mente aguda y su fuerza de carácter.


Cuando su banco tiene que declararse en quiebra, pierde el favor de la sociedad. Sin embargo, el hombre que se ha hecho a sí mismo pronto encuentra forma de construir una nueva vida exitosa en el extranjero con su amante y posterior esposa Fanny Ring.


Después de que la sociedad de Nueva York desairado y dejado de lado a Ellen, los van der Luyden apoyan a la condesa invitándola primero a una cena exclusiva y luego a una estadía en su finca para demostrar la solidaridad de sus familias. Aprecian la sofisticación de Ellen y se divierten con su naturaleza animada. No importa lo que piensen los demás, están por encima de todo y de todos.


Otros temas incluyen la descripción de la riqueza y la clase social, y el cambio social a principios de siglo. Los que tienen dinero "viejo" se sienten amenazados por los nuevos ricos, que parecen estar ganando terreno. Para ellos, la aceptación por parte de la alta sociedad es su prioridad número uno y están dispuestos a hacer lo que sea necesario para lograrlo. Después del cambio de siglo, ambos estratos sociales convergen, en beneficio de todos. Se asiste a las ilustres fiestas de Struther, y el matrimonio del hijo mayor de May y Newland con la hija de Beaufort por parte de su ex amante Fanny Ring es fácilmente aceptado por todos.


La crítica literaria estadounidense Hillary Kelly cree que "el estatus de Edith Wharton en la sociedad hizo que su historia fuera más que creíble, la hizo real... Los novelistas antes de Wharton entendieron que contar historias era un acto de divulgación, pero ella lo incorporó a la arquitectura". momento de la inocencia y lo convirtió en un arma.


Bitácora Millennium DIPr nº 15, 18 January, 2022 ( -100-el-complejo-y-poliedrico-fin-de-la-edad-de-la-inocencia-de-la-ue-el-primer-informe-anual-sobre-el-control-de-las-inversiones-extranjeras-directas-en-la-union-europea-como-ejemplo)


La historia se desarrolla en Nueva York a finales del siglo XIX, cuando Madame Olenska llega desde Europa y es acogida por su familia. Se trata de un amor imposible entre los protagonistas, Archer y la citada mujer, en una sociedad llena de convencionalismos. Obra en la que, a pesar de su título, nadie es ni lo más mínimamente inocente. Me ha encantado la historia, los diálogos y los tejemanejes de los personajes.


Tras el irónico titulo se esconde una sociedad mediocre en la que nadie es inocente, con un ritmo lento en el primer capitulo (nos presenta a todos los personajes), a partir del segundo capitulo continua con un ritmo ágil que me dejo totalmente enganchado. La alta sociedad neoyorquina esta a punto de sucumbir y dar paso a los nuevos ricos, en esta sociedad se presenta la condesa, separada, aunque no legalmente, y que impresiona Newland comprometido y fijando fecha de boda, para newland la condesa significa " la fruta prohibida", con su belleza, un estilo diferente y con una visión mas amplia del mundo que le rodea. El final esta sujeto a las reglas de la sociedad.


Una maravillosa y bien narrada historia de amor.Unos protagonistas con muchos perjuicios.La he leído dos veces.La primera vez que la leí era muy joven,con esa edad en la que un libro tenia que ser realmente bueno para que te gustara,y esta novela me encanto.La volví a leer porque vi la película,que por cierto también me gusto bastante,con unos actores que interpretan de maravilla a estos atormentados enamorados.


No recuerdo dolor, ni miedo, ni vergüenza. Sí el calor y la novedad del contacto con la piel ajena. Conservo flashes de esas locaciones donde prevalecía el bordeaux y la cámara se movía con la pesada fluidez de una ballena que recorre sus dominios.


Atrapado entre la arraigada moralidad de la sociedad y su atracción creciente por Ellen, Newland adelanta su matrimonio con la entrañable Mary, aunque no puede evitar confesar su amor a Ellen. Ésta se da cuenta de que Newland nunca renunciará a su sentido del honor y la felicidad así que le empuja hacia Mary y ella deja la ciudad.


En "La edad de la inocencia", un joven abogado a punto de casarse, se ve atrapado entre el cariño y la pasión de dos mujeres, en un mundo donde la hipocresía social y la presión determinarán su vida futura, debido a las trágicas consecuencias de romper con las silentes reglas de la sociedad.


La vida de estos está condicionada por las últimas modas, tertulias y apariciones. Para ellos, tener el reconocimiento de los miembros de la alta sociedad es lo más importante, por lo que están dispuestos a hacer cualquier cosa para conseguir esa aprobación. 041b061a72


About

Welcome to the group! You can connect with other members, ge...
bottom of page